Que es la Gvaginalis?

Gvaginalis o Gardnerella vaginalis se relaciona directamente con la vaginosis bacteriana y se caracteriza por ser una infección multimicrobiana que de igual modo envuelve bacterias anaerobias. Identificada por presentar la paciente una leucorrea vaginal de color blanco – grisácea, acompañada de olor fétido desagradable, así como por un bajo pH, presencia de células»índice» o»guía» y poca o ninguna inflamación del epitelio, fue inicialmente denominada vaginitis inespecífica. El término vaginosis es más adecuado debido a la presencia de mínima o ninguna inflamación y a su causa polimicrobiana. Se ha sugerido su transmisión sexual, pero esto, más que una evidencia, es una observación circunstancial.

Durante los últimos 30 años se han hecho varios cambios en la taxonomía de este microorganismo. En 1955, Gardner y Dukes aislaron este bacilo gramnegativo pequeño a partir de secreciones vaginales de mujeres con vaginitis inespecífica. A causa de su morfo- logía y a su necesidad de ciertos factores de la sangre, fue denominado Haemophilus vaginalis. Estudios posteriores, sin embargo, demostraron que los factores X y V no eran absolutamente necesarios para el crecimiento, aunque lo estimulaban. Zinnermann y Turner estudiaron aislamientos de H. vaginalis de Dukes y otros investigadores en 1963.

El hecho de que muchos aislamientos fueran pleomórficos y, en ocasiones, grampositivos o gramvariables, como las corinebacterias, llevó a los autores a proponer su reclasificación como Corynebacterium vaginale. En 1980, Greenwood y Pickett reportaron los resultados de estudios de hibridización del ADN y de análisis bioquímicos de la pared celular, los cuales revelaron que el microorganismo era único y, por tanto, debía ser incluido en un nuevo género. Se propuso el nombre Gardnerella vaginalis, actualmente incluida en el volumen 2, sección 15: «Bacilos grampositivos irregulares no esporulados», del Manual de Bergey.

Como es la forma y com se identifica la Gvaginalis?

Microorganismos típicos. La coloración de Gram revela cocobacilos pequeños, pleomórficos, gramnegativos o gramvariables, algunos de los cuales tienen extremos en punta.

Cultivo. Los medios deberán incubarse a 35 °C en atmósfera de un 5 a 10 % de CO2 o por el método de la jarra con vela.

Características del crecimiento. En medio agar-sangre humana con Tween 80 (HBT) las colonias son β-hemolíticas, opacas, grises, convexas, de 0,3 a 0,5 mm de diámetro. En agar- vaginalis (V-agar), las colonias aparecen opacas, en cúpula, de 0,5 mm de diámetro y rodeadas por una zona difusa de β-hemólisis.

Aunque G. vaginalis se aísla virtualmente de todas las mujeres con vaginosis bacteriana, puede también ser aislada en el 40 % de mujeres sanas, de modo que un frotis del exudado vaginal unido a otros hallazgos clínicos resulta más útil en el diagnóstico que el cultivo. Cuando se desea la confirmación por cultivo, es factible emplear medios con sangre semiselectivos (con Tween 80) o medios no selectivos. Puede utilizarse también el medio agar Columbia colistina-ácido nalidíxico (CNA), aunque no es posible observarse la hemólisis.

Sintomas y Signos de la Gvaginalis

Como se dijo anteriormente, G. vaginalis está presente en la flora normal de muchas mujeres, con la consiguiente dificultad para la interpretación de los resultados del cultivo. De manera que el diagnóstico de la vaginosis bacteriana sobre la base de criterios clínicos, es más práctico que el diagnóstico basado en el cultivo. De acuerdo con Amsel, la presencia de tres de los cuatro signos siguientes significa la existencia de G. vaginalis en el 98 % de los casos: pH vaginal por encima de 4,5; secreción vaginal fina, homogénea, de consistencia lechosa; olor «a pescado» cuando se añade una gota de hidróxido de potasio (KOH) al 10 % a la secreción y presencia de células «índice» o «guía». G. vaginalis y otros microorganismos pueden actuar sinérgicamente causando la vaginosis bacteriana, aunque su papel específico es incierto.

Gvaginalis ha sido también asociada a sepsis materna y neonatal. De hecho, estudios recientes sugieren que este microorganismo puede ser la causa más común de bacteriemia posparto que lo que se había propuesto anteriormente. La incapacidad de ciertos medios para garantizar el crecimiento de este microorganismo puede ser la razón del bajo reporte de aislamientos. La vaginosis bacteriana ha sido también asociada a trabajo de parto prematuro y a endometritis posparto.

Como se realiza el Diagnostico

Muestras para examen directo y cultivo. Pueden tomarse muestras cervicales, uretrales o vaginales en mujeres infectadas y uretrales en hombres que son pareja de estas mujeres. Se emplean hisopos de algodón o de alginato de calcio duplicados, uno para preparar el frotis para coloración de Gram y el otro para introducir en un medio de transporte (Amies o Stuart). Alternativamente, puede descargarse el contenido del hisopo en solución salina, la que se inocula en el medio de cultivo y sirve, además, para preparar el frotis. G. vaginalis es factible aislarla de la sangre de mujeres con fiebre puerperal y de neonatos con sepsis. Puede em- plearse también el método cuantitativo de placa vertida, con inoculación directa de la sangre en el agar, para luego contar las colonias. Se ha aislado de muestras de orina, pero su papel a ese nivel no está claro.

Examen directo. Un examen directo, en fresco, de secreción vaginal en solución salina, revela la presencia de las células «guía», que son grandes células epiteliales descamadas, con numerosos microorganismos unidos o fijados a su superficie. Cuando se realiza el Gram, se observan los cocobacilos gramnegativos o gramvariables. Estos hallazgos, unidos a la ausencia de bacilos grampositivos (Lactobacillus) típicos de la flora normal de la vagina, son de importancia en pacientes con vaginosis. Los frotis de secreciones vaginales en mujeres normales presentan gran cantidad de bacilos grampositivos y escasos cocobacilos gramvariables. La coloración de Gram es la prueba diagnóstica más importante en la vaginosis bacteriana y puede ser empleada sin cultivo, siempre que esté sustentada por los hallazgos clínicos característicos.

Identificación bioquímica. La observación de colonias β-hemolíticas en medio HBT, en combinación con la prueba de catalasa negativa y la presencia de bacilos cortos o cocobacilos gramnegativos o gram variables, es un diagnóstico presuntivo de Gvaginalis. La identificación posterior y la diferenciación con otros bacilos o cocobacilos catalasa negativa, deberán incluir la hidrólisis del hipurato de sodio, la hidrólisis del almidón y la presencia de α y β-glucosidasa.

Tratamiento

Susceptibilidad antimicrobiana. El metronidazol es efectivo en el tratamiento de la vaginosis bacteriana, aunque los microorganismos son, a menudo, resistentes a esta droga in vitro. Debido a esta inconsistencia en los resultados, no se recomiendan las pruebas de susceptibilidad antimicrobiana.

Deja un comentario