Que son los Oxiuros, enterobius vermicularis?

Los Oxiuros, enterobius vermicularis son parasito  del grupo de los nematelminto. Provocan el malestar denominado enterobiosis u oxiuriosis, muy ampliamente expandido a nivel mundial, por causa de que este tipo de parásito no necesita de condiciones ambientales adecuadas, pues la infestación es lineal ósea de humano enfermo a un humano sano (sin intermediario). Se presenta en todos los climas y en todos los niveles sociales y económicos. Se calcula que a nivel mundial existen 400 millones de personas infectadas.

Estructuras básicas de Oxiuros, enterobius vermicularis

Los Oxiuros, enterobius vermicularis son gusanos pequeños, delgados, de color blanquecinos. La hembra es de tamaño más grande en comparación con el macho, sus medidas son aproximadamente de 1 cm de largo, con una extremidad posterior recta y puntiaguda, por eso se le conoce también como gusano alfiler (pinworn) su envoltura externa es transparente, presentando una expansión de la cutícula en la extremidad anterior del parásito en forma de aletas.

Cuando se realizan cortes transversales de los tejidos, se observa a lo largo de los costados del cuerpo del parásito una cresta prismática cuticular, que da la apariencia de una espina de rosal en el extremo anterior de ambos sexos hay una boca que se continúa con el esófago, un bulbo esofágico, el intestino y termina en el ano (en el macho termina en la cloaca). La hembra posee un aparato reproductor muy bien evolucionado. La matriz de la hembra es casi el total del parásito y se puede ver mirar  repleto de huevos.

En el macho su extremidad posterior es curva, ostentan espículas sexuales, que les sirve para penetrar a través de la vulva de la hembra durante la cópula. Los huevos se caracterizan por no tener color (cristalinos), con doble cubierta, presentan por un lado plana y por la otra convexa. Sus medidas son alrededor de 50 micras de largo por 25 micras de grueso.

Causas de Oxiuros, enterobius vermicularis

Su ciclo de vida es muy sencillo. Los gusanos adultos de Eterobius vermicularis  viven en el intestino grueso del hombre, principalmente en la porción llamada ciego. Los Oxiuros, enterobius vermicularis poseen una particularidad  muy especial, después de la copulación, la hembra sale por el ano a depositar sus huevos en la región perianal. Por medio de una sustancia pegajosa, el parásito se adhiere a la  piel y se arrastra por ella, dejando una hilera de huevos observándose una larva en forma de anillo dentro de cada hueco, por eso se plantea que estos huevos son infectantes, casi inmediatamente, sin necesidad de caer al suelo, de manera que su mecanismo de transmisión fundamental es ano – mano boca.

Oxiuriasis

Es la autoinfección que ocurre cuando el paciente se rasca quedando los huevos debajo de las uñas y estos son llevados a la boca por introducirse las manos en ella, lamerse los dedos, cortarse las uñas con los dientes, o a través de comer alimentos sin higiene de las manos previa. Otro medio de infestación es por la contaminación de objetos y alimentos, por un individuo parasitado entrando el parásito a otro huésped. Sinnúmero de estos huevos se quedan en la ropa de la cama, que al ser sacudidas quedan en el polvo de la habitación y pueden ser inhalados y después deglutidos.

Otra posibilidad es la retroinfestación y consiste en que las larvas liberadas en la región perianal, pueden volver directamente al recto y de ahí al colon, donde se convierten en parásitos adultos. De los huevos embrionados que es la forma infectante del parásito después de ser ingeridos, se liberan las larvas en el intestino delgado, pasa al intestino grueso, completándose así el ciclo de vida.

Sintomas de parasitos en niños

Considerado más como molestia que como enfermedad, es producida por la migración de las hembras a ovipositar en la región perianal, lo que ocasiona intenso prurito en esta zona, por la acción mecánica, desencadenando una reacción inflamatoria local, agravada por infecciones secundarias o por lesiones traumáticas por el rascado.

Puede ocurrir migración errada de una hembra hacia el aparato genital femenino, donde allí mueren. Tanto la hembra como sus huevos, actuarían como cuerpos extraños, dando origen a granulomas.

Otras localizaciones erráticas y no frecuentes pueden ser a peritoneo, apéndice, hígado y pulmón, que se han podido observar en cortes histológicos de estos tejidos.

Diagnóstico De Oxiuros, enterobius vermicularis

Por la singularidad que caracteriza a este parásito de aflorar activamente en la región perianal a poner sus huevos, el método que se emplea para hacer el  diagnóstico, consiste en  indicar la toma de muestra en dicha zona (perianal) y no en heces; en esta última muestra es poco común hallar huevos. Por lo tanto el método indicado es con un papel celofán engomado y examinarlo al microscopio en busca de huevos. Los mejores resultados se logran, si se obtiene el material por las mañanas antes del baño o la defecación esta cinta adhesiva se aplica en la región perianal, se coloca en un portaobjetos y se observan al microscopio con las características estructurales descritas anteriormente.

En muchas ocasiones se realiza el diagnóstico macroscópico del parásito, ya que el mismo paciente o la madre del niño los trae al médico o al laboratorio, identificándolo por sus características morfológicas.

Prevención de Oxiuros, enterobius vermicularis

El hombre es el único huésped natural de Oxiuros, enterobius vermicularis. La prevalencia e intensidad de la infección es baja en los lactantes, siendo más frecuente en edad pre – escolar y escolar.

Las condiciones higiénicas deficientes, el hacinamiento, la deficiencia en el lavado de manos y uñas, el poco frecuente cambio de ropas, son factores que favorecen su transmisión, siendo la forma más frecuente a través de las manos y de ahí a la boca, directamente, o a través de alimentos contaminados. La limpieza ambiental es muy importante, en la prevención, ya que los huevos son transmisibles a través del polvo recogido en los pisos, muebles, cortinas, alfombras, ropa de cama y colchones.

Tratamiento

Para lograr un tratamiento efectivo lo dividiremos en dos. No farmacológico y farmacológico.

 No farmacológico  

Entre las medidas de prevención las de mayor valor está el correcto lavado de las manos y cepillarse las uñas para disminuir la transmisión y la autoinfestación; no es necesario sobrepasarse con las medidas.

Farmacológico.

El pilar fundamental es aplicar tratamiento al mismo tiempo de todos los miembros de la familia y sus contactos, el que deberá tomar una 2 dosis dos semanas posteriores.

Deja un comentario